logo autocosmos Vendé tu auto
Novedades

El excéntrico y único Isdera Commendatore 112i será subastado

Dotado con un poderoso motor Mercedes-Benz, es la única unidad existente de un modelo que en su momento dio que hablar y que incluso participó en videojuegos.

El excéntrico y único Isdera Commendatore 112i será subastado

Durante la década de los noventa, la única manera de informarse sobre la industria automotriz era leyendo mucho o preguntando en concesionarios y salones. Por lo tanto, juegos como el Need For Speed fueron sumamente reconocidos gracias a que en sus primeras entregas no solo brindaban largas horas de diversión con los mejores vehículos del momento, sino que también te mostraban algunos modelos muy exclusivos junto a su historia, datos técnicos, imágenes y videos, algo que para la época era impagable por todo lo que se aprendía. Lógicamente, la posterior expansión de Internet y por ende de la información hizo que los juegos vayan perdiendo ese costado más bien contextual.

Uno de los autos raros que llegó a la franquicia de Need For Speed fue el Isdera Commendatore 112i. Lo recuerdo muy bien por su silueta que emulaba una bala, su color celeste y su espejo superior en el techo. Isdera, que es un acrónimo de Ingenieurbüro für Styling, Design und Racing (Compañía de ingeniería para el desarrollo de diseño, estilo y competición), es un fabricante alemán boutique de autos deportivos y otros proyectos relacionados con el mundo motor. Su fundador fue Eberhard Schulz, que abandonó su trabajo como ingeniero de diseño en Porsche para llevar a cabo sus propios proyectos.

¿Cómo nació Isdera?

El antecesor del Commendatore 112i fue un modelo bastante especial, que Schulz diseñó en su tiempo libre junto a la empresa del famoso Rainer Bachmann, diseñador que llevó a cabo algunos interesantes proyectos en la década de los 70 y 80. Estamos hablando de un Mercedes-Benz CW311 de 1978, prototipo fabricado con algunas piezas de Porsche y que rendía tributo al 300 SL por sus puertas tipo alas de gaviota y que por su diseño resultaba una continuidad del prototipo C111 de la marca de la estrella. 

Generalmente los prototipos están patrocinados por la marca que les "presta" la base mecánica. Lo cierto es que ni Bachmann ni Schulz habían hablado con Mercedes-Benz, algo que no impidió que para su lanzamiento decidieran ponerle la insignia de la marca en el frente. Cuando todos creían que Mercedes-Benz los iba a demandar, a la casa germana le gustó tanto el auto que decidió bautizarlo como un prototipo oficial, siendo a hoy el único prototipo fabricado de manera externa a MB que tiene la autorización de llevar la estrella en el frente y ser catalogado como un auto oficial de la marca.

Más allá del reconocimiento, Mercedes-Benz no quería que el modelo sea llevado a producción, por lo que autorizó a Schulz a fabricarlo pero sin la insignia de la estrella. Así se fundó Isdera y se creó el Imperator 108i, modelo del que se produjeron 30 unidades entre 1984 y 1993.

Isdera Commendatore 112i

Tiempo después del primer prototipo Isdera creo el Commendatore 112i, inspirado en los autos deportivos del Grupo C. Gracias a la buena relación con Mercedes-Benz, Schulz contó con el apoyo de algunos ingenieros de la marca para desarrollar el auto. Como bien suponías, el nombre del vehículo es en honor a Enzo Ferrari.

El Commendatore 112i es un auto realmente excepcional y avanzado para su época, tal cual como lo fueron el Bugatti EB110 o el Jaguar XJ220. En su concepción hay muchas cosas que hablan bastante del poderío en ingeniería que tenía Alemania en ese entonces. 

Uno de los puntos más fuertes del Commendatore era su tren motriz, el poderoso motor V12 M120 de 6.0 L ya utilizado en el prototipo C112 de Mercedes-Benz y luego en autos como el Mercedes SL600 o el Pagani Zonda. El impulsor trabajó junto a una transmisión Getrag de seis relaciones, que en realidad era una caja de cinco marchas modificada con una sexta, como pedido especial de RUF para uno de sus Porsche modificados. El resultado fue una aceleración de 0 a 97 km/h en cuatro segundos y una velocidad final de 342 km/h. Desarrollaba 408 CV de potencia y 580 Nm de torque, lo que no parece mucho para los estándares actuales pero que para entonces era una brutalidad.

Por otro lado, el Commendatore de Isdera tenía:

  • Suspensión electrónica: bajaban su altura automáticamente a altas velocidades.
  • Spoiler activo para mejorar la carga aerodinámica. 
  • Cuatro puertas con forma de ala de gaviota, dos para la cabina y dos para el motor posterior.
  • Piso plano. 
  • Limpiaparabrisas de un tren bala. 
  • Interior de color azul con butacas Recaro y componentes de Mercedes-Benz.

Isdera Commendatore 112i: Destinado a ser único

Isdera presentó el Commendatore en el Salón de Frankfurt de 1993 y fue furor. El plan era fabricarlo en edición limitada y a pedido, además de producir algunos para competir en las 24 Horas de Le Mans. Lamentablemente, el financiamiento del Commendatore (provenía desde Japón) fue afectado por la recesión del país asiático y el estallido de la "burbuja económica", lo que generó la quiebra de Isdera y que el auto sea comprado por inversionistas suizos. Con sus nuevos dueños cambió las llantas, recibió un motor más potente y otro nombre.

En 2016 y tras una serie de subastas poco exitosas, Isdera recuperó al Commendatore 112i y lo restauró al ponerle el motor, las llantas BBS fabricadas exclusivamente para el modelo y el color (Porsche Arctic Silver) original. Cuatro años después, vuelve a buscar un dueño.

Junto a la casa de subastas RM Sotherby's, Isdera subastará el modelo el próximo 13 de febrero en París. Esperemos que encuentre un buen hogar.

¿Conocías al Isdera Commendatore? ¿A cuánto creés que se venderá? ¡Dejanos tu opinión en los comentarios!

Jorge Beher recomienda

Contanos que opinas