Test drive

Test Chevrolet Onix Plus 1.2L: La hora de la verdad

El nuevo Onix demostró ser muy superior al anterior, pero, ¿se la banca el motor chico? Averigualo en esta prueba de manejo.

Test Chevrolet Onix Plus 1.2L

Cuando se lanzó el nuevo Chevrolet Onix, la casa del moño nos prestó muy rápido una unidad para probar, pero como suele ser la tradición fue un tope de gama 1.0 Turbo Premier. El resultado fue más que bueno, el auto mejoró en casi todo, consumos, velocidad, calidad de marcha y seguridad... pero nos faltaba contarte algo ¿Se la banca el 1.2L sin turbo y sus 90 CV? Vamos a la prueba.

Sedán y LT

En la gama del Onix, solo las versiones Premier reciben el motor turbo, dejando para las demás el 1.2L con caja manual. Estéticamente hay cambios entre ambos, y ya que estamos probamos el Onix Plus (sedán), así que veamos las diferencias.

Respecto de los Premier, los Onix 1.2L (ya sea hatch o sedán) se diferencian en las ópticas de un solo cuerpo y sin proyector, y en luces diurnas con faro redondo halógeno en lugar de los LED. Otra diferencia está en el lateral donde solo hay llantas de chapa con tazas.

El sedán agrega 311 mm, casi todos en la parte trasera

Pasando al sedán, agrega 311 mm, casi todos en la parte trasera para dar cabida al baúl de 469L Vs. los 275L del hatchback y los 500 litros del Onix Joy Plus (el que conocimos hasta hace poco como Prisma). La capacidad se puede estirar a 1.287L reclinando respaldos, pero la mala noticia viene debajo del piso con una galletita en lugar de un auxilio con mismas medidas.

El tercer cuerpo se anexa muy bien, de manera fluida con un pilar C proyectado hacia la zaga. Completan una suerte de spoiler esculpido en la tapa del baúl y faros horizontales que aumentan el aplomo visual del modelo.

Interior y equipamiento

Por dentro el Onix Plus 1.2 sigue los pasos del Premier pero en lugar de los decorados y tapizados con beige/marrón aparecen insertos en estilo fibra de carbono y telas en grises. La calidad de plásticos es mejorable, las uniones correctas y el estilo te dejo que lo juzgues vos, incluyendo los asientos con apoyacabezas integrados y la pantalla de estilo flotante.

Los modelos con el motor chico vienen con varios niveles, del 1.2 a secas pasando por el LT y los packs Tech y Tech OnStar. Obviamente la marca nos prestó el que trae de todo incluyendo apertura y encendido por botón (“sin llaves”), cargador inalámbrico de celulares, aire acondicionado manual, equipo multimedia con pantalla grande, moderna, sin GPS pero con OnStar y compatibilidad para Apple CarPlay y Android Auto.

Me llamó la atención que no incluyera regulación de altura y profundidad para volante

Me llamó la atención que teniendo elementos tan avanzados no incluya regulación de altura y profundidad para volante, que si lo trae el Premier. Otro elemento curioso es que no tiene Control de Crucero, pero si Limitador, herramienta que uso mucho más en el día a día y te lo explico en el video del test que acompaña esta prueba.

Ya te hablé del baúl, ahora tocan las plazas traseras donde el espacio para piernas y para las cabezas es muy bueno. No hay salidas de aire, pero si dos bocas de USB para mantener los dispositivos cargados.

Comportamiento dinámico, la hora del 1.2L

Ya te lo dije antes, la dupla nuevo Onix / Onix Plus dio un salto cualitativo impresionante respecto del anterior. No se si será el más refinado de su segmento, pero está muy bien, con trabajo redondeado de suspensiones, buena aislación de ruidos y vibraciones, y una dirección que se siente algo artificial, pero es cómoda. 

¿Cómo le cae el motor chico?

Acá hay varios temas, muchos critican que se redujo cilindrada y que además declara 8 CV menos que el anterior 1.4L. Acá vienen las diferencias, mientras el anterior tenía 2 válvulas por cilindro y ningún control de árboles, este ofrece 4 válvulas por cilindro y doble variador, es decir de admisión y de escape. Esto te da una mejor distribución del torque y lo vas a notar en el día a día con el 1.2L siempre dispuesto a empujar desde bajas rpm hasta el tope del tacómetro. La marca además hizo un gran trabajo para suprimir las vibraciones propias de un 3 cilindros que casi no las sentís en la cabina sin importar el régimen al que esté girando.

la marca hizo tan buen trabajo para suprimir las vibraciones propias de un 3 cilindros

Si bien no te va a pegar la cabeza al respaldo, en ciudad tenés lo que necesitás, solo cuando quieras ir un poco más rápido te recomiendo estirar los cambios. En ruta también se lo siente bien dispuesto, en parte gracias a una 5º corta que lo hace viajar a 120 km/h reales (unos 126 de velocímetro) con casi a 4.000 rpm. Afortunadamente la insonorización es buena para mantener niveles aceptables de ruido aerodinámico y mecánico.

Recuperación y consumos

Obviamente que con 115 Nm máximos de torque nadie hace milagors y a la hora del 80-120 km/h demora 16,55 segundos en 5º, 10,96s en 4º (partiendo desde 3.000 rpm) y 7,55s en 3º comenzando casi en 4.000 giros. Si lo comparamos con el 1.0 turbo con caja automática en D necesitó 8 segundos y en 4º 7,5s.

Recuperación 80 – 120 km/h

Chevrolet Onix Plus 1.2L

En 5º

16,55 segundos

En 4º

10,96 segundos

En 3º

7,55 segundos

Pasando al consumo, en ruta a 120 km/h reales constantes medimos 6 L/100 km y en ciudad unos 8 L/100 km. En el caso del Premier habíamos medido 6,7 L/100 km y 9,8 L/100 km. ¿Habrá sido la caja automática o el motor el responsable de esta diferecnia? Ahora tengo ganas de probar un 1.0T con caja manual a ver que pasa. Respecto de la autonomía, el tanque de 44 litros no será el más grande pero fijate que con estos consumos podés espaciar las visitas al surtidor.

Consumos

Chevrolet Onix Plus 1.2L

Autonomía

120 km/h

6 L/100km

733 km

Urbano

8 L/100 km

550 km

Promedio

7 L/100 km

Tanque 44L

Conclusiones

Ya lo hablamos, el nuevo Onix y su versión sedán, Onix Plus, son grandes superadores de la generación anterior y están muy acorde con las generaciones actuales que sus competidores tienen en el segmento. En el caso del motor 1.2L, no es el mejor para salir a la ruta, pero en términos generales se lo siente bien dispuesto a moverte y te pide poca nafta a cambio.

¿Me lo compraría? A mi me encantaría tener un 1.0 turbo con menor equipamiento y precio que el Premier, pero esa es mi opinión

¿Vos qué pensás? Acá te dejo el link al Comparador de Autocosmos para que puedas medirlo contra los oponentes que quieras.

Test Chevrolet Onix Plus 1.2L

Test Chevrolet Onix Premier 1.0T AT6

Hernando Calaza recomienda

Contanos que opinas