Test drive

Test DS 3 Crossback: SUVenturero

Analizamos que tal quedó este pequeño francés premium con enfoque hacia la aventura.

Test DS 3 Crossback

Antes de empezar hagamos un breve repaso por la historia de DS. Hace unos cuantos años Citroën sacó una sub marca “aspiracional” y la llamó con el nombre de uno de sus modelos más emblemáticos: DS. Con el tiempo pasó a ser una marca independiente, sin los chevrones y con estética propia.

De la segunda camada de productos ya probamos el DS7 ya sea con motor naftero como HDi; ahora llega este DS 3 Crossback que también apunta al mundo de la aventura con un estilo SUV/Crossover.

...pero que sea un SUV

Ante el pedido de pintar sus autos de otros colores, la anécdota cuenta que Ford declaró pintalo del color que quieras, pero que sea negroHoy parece que la máxima en las automotrices es: usá el diseño que quieras, pero que sea un SUV. Así cada vez tenemos más modelos con ese formato, aunque en realidad sean hatchbacks disfrazados.

usá el diseño que quieras, pero que sea un SUV

¿Qué es el DS 3 Crossback? Sinceramente no lleva al status de SUV, pero es más que un simple hatchback con plásticos y otros decorados estilo off-road. En cuanto a proporciones, la parte superior es bastante chica y coincide con un auto, pero se nota un despeje más suculento, el capot es lo más plano y alto posible, y los guardabarros delanteros son bien abultados para dar ese estilo “camionetita”. Remata el estilo aventurero el protector en plástico negro que recorre todo el perímetro y los arcos de ruedas.

es más que un simple hatchback con plásticos y otros decorados estilo off-road

Adelante tenés el típico estilo DS con la boca grande, “bigotes” cromados, y enrejado en negro brillante, pero lo más destacado son sus faros por matriz de LED con 3 módulos para las luces bajas y de un módulo de largo alcance, que a su vez está dividido en 15 segmentos independientes. Atrás el estilo de luces alargadas interconectadas remite directamente al Porsche Macan.

Quizás el punto más complejo está en el lateral donde luce una marcada V en la parte baja de las puertas y la aleta de tiburón del DS 3 en el pilar B. En mi parecer queda sobrecargado, era uno o el otro elemento de diseño.

AvantCross

Antes de entrar, el DS 3 Crossback empieza a desplegar sus trucos, cuando detecta la llave, desbloquea las puertas y despliega las manijotas cromadas que estaban empotradas en las puertas.

Adentro DS sigue con su clásico despliegue haciendo del rombo la figura preponderante, especialmente en los controles y salidas de aire de la parte central.

Antes de entrar, el DS 3 Crossback empieza a desplegar sus trucos

Los plásticos son los correctos para este tipo de modelos y dependiendo del nivel de equipamiento el decorado principal puede ser de cuero. En el centro tenés el mismo estilo que vimos en el DS 7 con botones grandes que muestran un gran trabajo de textura, pero se sienten plásticos. Personalmente me gustaron las bocas de aire laterales que están instaladas en las contrapuertas.

La ergonomía te combina buenas con extrañas, en este caso tenés apoyacosas, “posabotes”, y apoyabrazos movible con guantera, pero los controles de las ventanillas volvieron al centro del torpedo, algo que ya hizo la marca con el DS 7 Crossback, y el climatizador se sigue controlando desde la pantalla y no con botones físicos.

Multipantalla y equipamiento

El DS 3 Crossback se ofrece en Argentina en 3 niveles de equipamiento, Be Chic, So Chic y Grand Chic, nosotros nos subimos al intermedio que te incluye tapizados en cuero, acceso y encendido “sin llave”, 3 modos de manejo, cargador por inducción, crucero adaptativo, y climatizador de una via.

Respecto de las pantallas tenés dos. La central es de 10,3” que incluye navegador y compatibilidad con Android Auto y Apple Carplay. La otra es más pequeña y se hace cargo del cuadro de instrumentos. Afortunadamente la marca ofrece distintas visualizaciones y algo de personalización para que sea práctica y no solo “una cara bonita”.

Asientos traseros y baúl

Esperaba bastante más en este aspecto, pero las plazas traseras del DS 3 Crossback son algo limitadas hacia arriba y para las rodillas. Además de eso el techo oscuro y la ventanilla diminuta lo vuelven un lugar poco amistoso para los claustrofóbicos.

Atrás es un lugar poco amistoso para los claustrofóbicos

El baúl tampoco es muy grande, aunque sus 350 litros no están mal y se pueden expandir reclinando respaldos. Lamentablemente debajo del suelo solo hay espacio para un auxilio en medida 125/85 R16, lo cual, en caso de pinchazo, te obligaría a llevar al 215/55 R18 titular en el espacio de carga.

Seguridad a lo grande

El DS 3 Crossback tiene seguridad a lo grande con 5 estrellas entregadas por EuroNCAP. Para protegerte no solo tiene su estructura y 6 airbags, pero también una batería de asistencias activas (las famosas ADAS) que incluyen, sensor de punto ciego, crucero adaptativo, mantenimiento de carril y autofrenado con detección de peatones.

Comportamiento dinámico

Para el DS 3 Crossback la marca no se guardó nada y puso los mejores fierros del Grupo PSA (Peugeot, Citroën, Opel, DS y en breve entran las marcas de FCA) con el nuevo 3 cilindros turbo de 1.2 litros y 155 CV asociado a caja automática (epiciloidal) de 8 cambios.

¿Qué tal se mueve? Las vibraciones propias del 3 cilindros se sienten solo cuando arranca y después es todo muy fluido, incluyendo el trabajo de la caja. Un rasgo interesante, muy típico en este tipo de motores, es el sonido en alta, con un ronquido similar al de un Boxer.

la marca puso los mejores fierros del Grupo PSA

En términos generales, sentís que el calibrado de suspensiones es salomónico entre confort y tenida, no hay golpes entrando a la cabina, solo el perfil de los neumáticos te marca las imperfecciones chicas, como juntas de dilatación. El pedal de freno es difícil de regular a muy bajas velocidades y la dirección es blanda, pero se endurece en velocidad y es más comunicativa de lo que esperaba.

Hablando de velocidad, a 120 km/h reales (121 de velocímetro) viaja en 8º cerca de las 2.000 rpm con la cabina perfectamente aislada de mecánica, rodadura y roce aerodinámico.

Performance y consumos

Si te preguntás que puede hacer el pequeño 1.2 litros, te recuerdo que el torque es de 240 Nm, muy similar a un 2,5 L naftero aspirado, y que además está disponible en su totalidad desde las 1.750 revoluciones.

¿Cómo se traduce esto en performance? Ayudado por su caja de 8 cambios, hace el 80-120 km/h en 7,2 segundos y si bajás a 3º (podés hacerlo con levas al volante) reducís el tiempo de 6,7 segundos.

Recuperación 80-120 km/h DS 3 Crossback

En D

7,2 segundos

En 3

6,7 segundos

 

Hablando de consumos, en ruta a 120 km/h reales es de 6 L/100 km y en ciudad medí 10,7 L/100 km. Tené el segundo valor como referencia porque el consumo urbano depende mucho del tránsito y en este caso fue bastante espeso durante toda la prueba. Personalmente esperaba algo mejor, pero si vivís en ciudades menos atestadas que BA seguramente vas a tener números mucho mejores.

Consumos DS 3 Crossback

Autonomía

120 km/h

6 L/100 km

883 km

Urbano

10,7 L/100 km

495 km

Promedio

8,3 L/100 km

Tanque 53 L

Conclusiones

El nuevo DS 3 Crossback viene a ocupar un lugar cada vez más común que se coloca entre los SUV y los Aventureros, es decir el de los Crossover que no terminan de ser “camionetas” ni hatchbacks retocados. Creo que es una combinación que apunta muy bien al gusto de los consumidores actuales y además le suma ese plus de diseño de la marca, aunque siento que en el lateral se les fue un poco la mano.

En el lado negativo tenés espacio en las plazas traseras, baúl/auxilio y algunos temas de ergonomía y el consumo urbano que esperaba fuera mejor por la cilindrada. En el positivo están la seguridad y todo el hardware que se usó con los mejores fierros del Grupo PSA para este segmento, desde la plataforma hasta motor y caja.

¿Te gusta el diseño? ¿Te gusta el DS 3 Crossback en general? Si querés ver mejor precio, fichas técnicas, equipamientos completos de todas las versiones visitá el Catálogo de Autocosmos haciendo click acá.

 

1

Test DS 7 Crossback HDi

Hernando Calaza recomienda