Novedades

Habemus papachata: Conocé la Nissan Frontier NP300 del papa Francisco

En su visita a la Isla de Mauricio, el papamóvil fue el utilitario japonés.

Habemus papachata: Conocé la Nissan Frontier NP300 del papa Francisco

El Papa Francisco está recorriendo todo el mundo y uno de los últimos lugares que visitó como parte de su gira por África fue la Isla de Mauricio, (nada que ver con el presidente Macri, al que evitó durante toda su gestión) una nación insular ubicada en el océano Índico, a 900 Km. al este de otra isla, la de Madagascar. Si querés fijate en un mapa, yo te voy dando la idea que es un lugar bastante remoto. Imagínense el revuelo que hay allí con la visita del Sumo Pontífice.

Como todo Papa, una movilidad adecuada resulta vital para que la visita sea exitosa. Se requiere un vehículo cómodo, con espacio para integrar una cabina y que también sea confiable. Hemos visto muchos ejemplos de papamóviles, pero no hemos visto nunca un ejemplo tan práctico y austero como esta Nissan NP300 Hardbody, una auténtica papachata.

En el mercado sudafricano Nissan vende dos generaciones de la Frontier: la 3ra generación, tal como la conocemos en Argentina pero bajo el nombre de Navara, y la Frontier de 1ra generación con facelift, bautizada allí con el nombre de NP300 Hardbody. Llamativamente este fue el modelo elegido para llevar al Papa Francisco por las calles de la isla.

La Nissan NP300 Hardbody se fabrica en Sudáfrica y se exporta a la región, incluida la Isla de Mauricio. La oferta incluye un motor naftero de 2.4L con 143 CV y 205Nm y también una versión con motor Diésel de 2.5L, 133 CV y 304Nm.

En el caso de la papachata, la NP300 Hardbody fue adaptada por ABC Coachworks, una empresa que suele hacer adaptaciones para vehículos de emergencias y transporte público. En este caso trabajaron bajo la supervisión de la Diócesis de Mauricio para cumplir todos los requermientos del Vaticano; tenemos un vehículo enteramente blanco, con una estructura sobre la caja en la que se instaló un cómodo sillón, un parabrisas y barras para que el Papa pueda sujetarse mientras saluda al público. Obviamente que la patente es la SCV1, abreviatura de Latin Status Civitatis Vaticanae (Estado de la Ciudad del Vaticano).

Si la intención era mostrar una imagen de austeridad y humildad, llevar al Papa en la caja de una chata parece ser una muy buena idea.

 

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinás? Contanos