Novedades

Argentina implementa la etiqueta de eficiencia energética en los vehículos

Similar a la que se usa en electrodomésticos, pero con las cifras de consumos y emisiones.

Argentina implementa la etiqueta de eficiencia energética en los vehículos

Según la Organización Mundial de la Salud, el 91% de la población mundial vive en lugares con mala calidad del aire, generando aproximadamente 7 millones de muerte anuales, en su mayoría de países de bajos ingresos.

Para que los consumidores tomen conciencia del impacto ambiental de los vehículos, Argentina implementa una etiqueta de eficiencia energética que informa sobre consumo energético y emisiones de dióxido de carbono en el 15% de los automóviles que se comercialicen en el territorio nacional.

La etiqueta de eficiencia energética, cuya aplicación fue anunciada en el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, se ejecutará en la Argentina según la Resolución 85/2018 de la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable y la norma IRAM-AITA 10274. En una primera instancia, estará vigente para autos livianos (hasta 3.500 kg), previendo la ampliación de su alcance para llegar, en junio de 2020, a la totalidad de nuevos vehículos comercializados.

En la región, Chile es pionero en la puesta en marcha de la etiqueta de eficiencia energética, la cual se utiliza desde 2013 para automóviles livianos, extendiéndose en 2017 a vehículos medianos.

Diego Cosentino, Gerente Regional de FIA Región IV, explica: “La construcción de una sociedad más sustentable conlleva la incorporación de nuevas acciones tendientes a disminuir la huella de carbono, que en la Argentina está estimada en 5.71 toneladas de CO2 al año. En el caso de la compra de un vehículo, implica que los usuarios se familiaricen con referencias como el rendimiento y las emisiones de dióxido de carbono para elegir alternativas que priorizan el medio ambiente a la vez que favorecen el ahorro económico”.

Sin embargo, el cuidado del medio ambiente no depende solo de las acciones institucionales, estatales y empresariales. Con las propias acciones cotidianas se puede contribuir a este cambio de conciencia. A continuación, cinco consejos básicos para una conducción más eficiente, según su incidencia en el ahorro de consumo:

Corroborar la correcta presión de neumáticos (hasta 3% de ahorro).

Verificar el estado de los filtros (1,5% de ahorro).

Reducción del peso (por 25 kg, 1% de ahorro).

Conducción eficiente. Hace referencia a evitar maniobras innecesarias de aceleración y frenado, manteniendo una velocidad moderada y constante, la cual requiere menos energía (20% de ahorro).

Uso responsable del aire acondicionado (20% de ahorro).

Ezequiel Las Heras recomienda

¿Qué opinás? Contanos