Autoshows

Goodwood 2018: Rolls-Royce Cullinan, un verdadero gentleman

La marca británica sorprendió en Goodwood con su SUV elegante y portentosa.

Goodwood 2018: Rolls-Royce Cullinan, un verdadero gentleman

Un despliegue monumental fue el que realizó Rolls-Royce en Goodwood para estrenar el recientemente presentado Cullinan. Hasta ahora, este falmante modelo sólo se había podido ver por internet o bien estático en algunos locales de la marca.

El Rolls-Royce Cullinan fue presentado vía streaming el 10 de mayo pasado y todos esperábamos su debut dinámico, que dábamos por descontado sería en Goodwood, el mayor evento automotriz británico e ícono para una marca como Rolls-Royce.

Sin embargo, la marca había anunciado que sólo dispondría de modelos de exhibición, pero que dos prototipos finamente camuflados y adaptados a las regulaciones de la FIA, formarían parte de los autos de seguridad del evento.

La exhibición de Rolls-Royce en el Laundry Green, junto a la Goodwood House, fue a lo grande. Ahí, el Cullinan dominaba la escena sobre una plataforma, rodeado de sus compañeros de marca Phantom, Ghost, Wraith y Dawn, todos ellos en versiones personalizadas.

Pero... Rolls-Royce decidió el sábado lanzar su SUV al trazado de 1,86 km. Un Cullinan en rojo deleitó a la audicencia por su elegante andar, más allá de que su estampa robusta y elevada no terminaran de convencer a muchos. Iba rápido, sin duda, pero eso no basta en Goodwood.

El Cullinan utiliza la misma plataforma del Phantom y equipa un motor V12 biturbo de 6.75 L, que eroga 563 CV y 850 Nm, suficiente para sus 2.660 kg.

En una mirada más cercana, el Cullinan tiene exactamente el mismo nivel de lujo, refinamiento y trabajo artesanal de todos sus hermanos, e incluso conserva algunos elementos tradicionales del ADN de la marca.

Por ejemplo, las puertas traseras de apertura inversa, dos paraguas guardado en la puerta, y en la versión con dos asientos posteriores (porque también hay de tres), un frigobar con champagne y dos elegantes copas de cristal.

Un dato más: Rolls-Royce está decidido a que el Cullinan sean un auténtico 4x4, y para ello trabajó intensamente en modificar la suspensión neumática, no sólo para garantizar su denominado "andar de alfombra mágica", sino también para que sea funcional al sistema de tracción.

Así, los pulmones de la suspensión son más grandes y robustos, y cuentan con un mayor volumen de aire para sortear irregularidades desconocidas hasta ahora para la marca. Y cuando las ruedas comienzan a sufrir en una superficie sin adherencia, la suspensión presiona la rueda hacia abajo buscando mayor tracción.

Por supuesto que el auto también baja cuando se abre una puerta, unos 4 cm para facilitar el acceso. Luego se centra para una conducción más estable, y se levanta cuando se acciona el modo off-road ¿Cuánto? Lo suficiente para dejar el despeje en muy descentes 54 cm.

 

Marcelo Palomino recomienda

¿Qué opinás? Contanos