Autoshows

Aston Martin DBX Concept, estilo eléctrico

Un concept eléctrico que según la marca explora el futuro de los GT de lujo.

Aston Martin DBX Concept, estilo eléctrico

En el marco del Salón de Ginebra 2015, se presenta el Aston Martin DBX Concept, un estudio sumamente futurista que la firma británica define como una visión del siglo XXI que redefine a los GT de Lujo.

El DBX Concept que a todas luces está lejos de llegar a producción se encuentra a medio camino entre un crossover ( por su altura) y un coupé, aunque se trata de un dos puertas, es capaz de albergar con total comodidad a cuatro adultos, ofreciendo además un gran espacio de carga.

Al igual que sucede con el Vulcan, este concept anticipa las líneas de diseño que adoptarán los Aston Martin en los años por venir y de paso también adelanta la posibilidad de un vehículo de tracción integral por parte de la marca.

La pintura denominada Black Pearl Chromium ha sido creada exprofeso para este modelo y busca replicar el aspecto de una perla negra genuina, para lograrlo incorpora una micro capa de cromo que logra niveles de reflectividad que no se pueden conseguir con pinturas  tradicionales. En el interior demuestra el esmero de la marca por emplear materiales nobles como el cuero o el aluminio.

De acuerdo con Andy Palmer, CEO de Aston Martin “El DBX Concept reta al estatus quo existente en el segmento de los GT de gran lujo. Es una visión de un mundo, quizá no muy lejano en el que el viaje en un Gran Turismo no solo será lujoso y estilizado, pero también más práctico, para toda la familia y amigable con el medio ambiente.”

Mecánicamente, el DBX Concept no requiere de un compartimiento para el motor ya que porta cuatro motores eléctricos, montados en cada rueda que se alimentan de unas baterías con celdas de litio – sulfuro. La dirección es by wire y toda la información se despliega mediante tecnología head up display y está disponible tanto para el conductor como para el copiloto.  Los cristales por su parte se denominan Smart Glass y son foto crómicos.   

Por su parte, los frenos son carbono-cerámicos y cuentan con un sistema de recuperación cinética que conocemos mejor como KERS, por último los espejos ya no son necesarios y en su lugar se emplean cámaras con la intención de no dañar la limpieza del diseño exterior.

Rubén Hoyo recomienda

¿Qué opinás? Contanos