Autos clásicos

El emblemático Volvo 240 cumple 40 años

Se han comercializado más de 2.8 millones de unidades de este verdadero tanque de la industria automotriz.

El emblemático Volvo 240 cumple 40 años

El 21 de agosto de 1974, el Volvo 240 fue mostrado por primera vez a los medios de comunicación. Más tarde se convertiría en un éxito sin precedentes, con un total de 2.862.573 unidades fabricadas entre 1974 y 1993.

La serie 200 fue desarrollada con base en la serie 140. Las principales innovaciones se enfocaron en el frontal, con una apariencia inspirada en el auto de seguridad VESC que se estrenó dos años antes. Este modelo se destacaba por los enormes paragolpes. A su vez contaba con 13 cm más de longitud que la serie 140 y los apoyacacabezas de celosía (sello de la marca) estaban entre las innovaciones. A nivel técnico, el eje delantero contaba con un nuevo diseño de suspensión MacPherson, además de dirección de cremallera y piñón.
 
Motores
Si hablamos de motor, el denominado B21 se fabricó en una versión de carburador con 97 CV y en una versión de inyección de combustible de 123 CV. El motor llamado B27 PRV fue construido en Douvrin (en el norte de Francia) y fue el resultado de la colaboración entre Volvo, Renault y Peugeot.
 
En octubre de 1974 comenzó la producción de la exclusiva serie 260, que originalmente llegó al mercado en dos versiones: DL y GL. El 264 tenía un nuevo motor V6 de 2.7 litros y 140 CV. Mención especial para la versión Diésel de seis cilindros, desarrollada en colaboración con Volkswagen. Este motor estuvo disponible, además, en una versión de cinco cilindros. 
 
Por su parte, el modelo de 1981 trajo consigo el lanzamiento del 244 turbo con 155 CV. La gran apuesta, sin embargo, llegó un poco más tarde con el 245 turbowagon: el primer auto naftero de producción que ya venía de serie con turbo.
 
Una primicia mundial en cuanto a medio ambiente llegó en el otoño de 1976. Volvo efectuó la primera entrega a California de la serie 200 con convertidores catalíticos de tres vías y sensores Lambda. El sensor Lambda significaba que el 90% de los gases nocivos tales como hidrocarburos, monóxido de carbono y óxidos de nitrógeno desaparecían en el convertidor catalítico. En 1977 Volvo ganó el Premio Nacional de la Industria Ambiental de Estados Unidos (American Environmental Industry Award). En 1978, Volvo 240 fue nombrado el auto más limpio de Estados Unidos por la Junta de Recursos del Aire de California.
 
Carrocerías
 
A través de los años, el Volvo 240 se ha fabricado en una gama de diferentes carrocerías. Además de las opciones de dos, cuatro y cinco puertas, también hubo una versión coupé exclusiva, el 262C desarrollado por la compañía italiana Bertone, que produjo un total de 6.622 vehículos entre 1977 y 1981. 
 
En el otro extremo se encuentra el 264TE y el 245T, los cuales aumentaron sus dimensiones en 70 cm. El 264 Top Executive fue una limusina de lujo y el 245 Transfer fue un modelo muy amplio, que era, entre otras cosas, utilizado para el transporte escolar en las zonas rurales. 
 
El Volvo 240 Turbo también se convertiría en un exitoso auto de competición. El título más importante fue logrado en 1985, cuando Thomas Lindström y Gianfranco Brancatelli ganaron el Campeonato Europeo de Turismos.
 
Seguridad
 
El Volvo 240/260 recibió un gran número de premios por su seguridad. En el Reino Unido, la marca fue galardonada con el trofeo Don Safety Trophy por sus iniciativas de promoción de seguridad de tránsito y sus destacados diseños más allá de los requisitos legales.
 
En 1976, el Volvo 240 fue elegido como un modelo estándar para basar la continuación de los trabajos de seguridad de la Administración de Seguridad de Tráfico de los Estados Unidos, la NHTSA. Durante cuatro años, a fines de la década de 1980, el Volvo 240 era el automóvil más seguro de acuerdo a su tamaño en Estados Unidos, según el HighwayLoss Data Institute.
 
Producción y ventas 
 
El Volvo 240 se ha convertido en un auto de colección, siendo la versión turbo la más demandada entre los aficionados, con precios cada vez mayores que se pagan por los modelos más comunes y en buen estado. La disponibilidad de piezas de repuesto es buena y aún es posible comprar muchas piezas a través de Volvo, con la gama de componentes de la nueva producción en constante aumento. 
 
El Volvo 240 también fue fabricado en Kalmar y en la ciudad belga de Gante. El último auto salió de la planta de Torslanda en Gotemburgo, el 5 de mayo de 1993. El modelo entonces había sobrevivido por más tiempo de lo que nadie podría haber imaginado, 19 años.
 
El CEO de Volvo, Pehr GGyllenhammar, entregó las llaves del último Volvo 240 vendido a un cliente en una ceremonia especial. Pehr GGyllenhammar tuvo varios 240s hechos a medida como vehículos de la empresa, y en la ceremonia, dijo: "Hemos tenido el auto más seguro del mundo, uno de los vehículos más valiosos y un auto que ya es una leyenda y será más de una en los años que vendrán”. 
 
La serie Volvo 200 es hasta la fecha el modelo más fabricado de la compañía, con 2.685.171unidades de 240s elaborados y 177.402 unidades de 260s. En total, 2.862.573 vehículos fabricados entre 1974 y 1993. Todo un hito en la industria automotriz.

Volvo 200 Series

Alejandro Marimán recomienda