Test drive

Prueba exclusiva: Nuevo Ford Kuga

Manejamos en exclusivo al nuevo Ford Escape, que es la segunda generación del Kuga.

Prueba exclusiva: Nuevo Ford Kuga

 

Nacidos por separado, el Escape y el Kuga, ahora, bajo el plan One Ford, que apunta a unificar sus productos en una sola gama global, ambos modelos se fusionan en uno solo, pero conservando el nombre original de cada mercado. Es así que tuvimos la oportunidad de probar en exclusiva en México al nuevo Escape y saber casi al pie de la letra cómo será la segunda generación del Kuga, que seguramente llegará a Argentina durante 2013.

Presentada en el Salón de Los Ángeles de 2011, la tercera generación de la Escape o la segunda del Kuga emplea la plataforma del Focus. Estéticamente toma la nueva interpretación del lenguaje de diseño global del óvalo denominado Kinetic Design, puntualmente basado en el Vertrek Concept.

Entre las tantas novedades se beneficia de una serie de tecnologías como el nuevo motor 2.0 Ecoboost que ya vimos en el Mondeo y remplaza al cinco cilindros turbo.

 

Características técnicas y Mecánicas

El tope de gama (que fue la versión probada) incorpora un nuevo cuatro cilindros de 2.0 litros Ecoboost (Turbo e inyección directa) que entrega 240 CV y 365 Nm a 3.000 rpm que se descargan al eje delantero a través de una transmisión automática tradicional de seis cambios. Cuando llegue a Argentina, seguramente la versión Top incorporará un sistema de tracción en las cuatro ruedas.

Por el lado de la seguridad, el ABS, el Control de Estabilidad y los airbags son ya equipo obligado en este segmento, sin embargo la cámara de retroceso, el sistema de estacionamiento automático Park Assist, y el BLIS (Blind Spot Information System), son extras presentes en la unidad probada y se agradecerán que lleguen a nuestro país..

 

Confort

El interior del nuevo Ford Kuga (que es tremendamente parecido al de la tercera generación del Focus) se destaca tanto por su diseño como por la calidad de materiales y ensamble. También es cierto que, para algunos, el futurismo de la consola central y abundancia de botones pueden resultar abrumadores, pero basta utilizar el vehículo un poco para darnos cuenta que muchos de los controles son redundantes. Gran parte de las funciones disponibles del MyFord Touch, computadora de viaje, climatizador, etc, se pueden manipular desde: el volante, la consola central o la pantalla táctil, facilitando mucho la interacción con los diferentes sistemas.

Los asientos son comodísimos, ofreciendo excelente nivel de soporte lateral y rigidez. Asimismo el espacio en el banco trasero es muy bueno, superando con facilidad a exponentes. Asimismo, el espacio de carga es de 971 litros, mientras que el mecanismo para plegar los asientos, y conseguir un buen espacio plano de hasta 1.928 litros, no requiere de ningún esfuerzo y es fácil de utilizar.

Otro detalle que no pasará desapercibido es el nuevo techo solar panorámico que permite iluminar naturalmente toda la cabina y además incorpora una cortina sólida que aísla perfectamente del sol.

 

Manejo

Tras el volante, la segunda generación del Ford Kuga ofrece un extraordinario aislamiento acústico, no se filtran ruidos del viento, de rodamiento o de imperfecciones del camino, aun rodando a elevadas velocidades.

El 2.0 L Ecoboost es una maravilla, prácticamente no hay retardo en la entrega de potencia por el turbo y el torque está disponible desde muy bajo régimen. La transmisión automática es sumamente suave y aprovecha muy bien la curva de par que es muy plana.

Apenas se pisa un poco el acelerador nos deja saber que tiene potencia de sobra para cualquier circunstancia que se pueda presentar, rodar a ritmos alegres es todo un placer gracias a la contundente entrega de potencia que ofrece.

Quizá, el único sistema que se desempeñó ligeramente por debajo del resto de los demás, es el de frenos, que si bien cumple cabalmente su tarea, podría ser un poco mejor, sobre todo considerando que el motor empuja muy fuerte. De cualquier manera no es como para provocar ni siquiera preocupación.

 

Conclusión

El nuevo Escape/Kuga ofrece un chasis sumamente rígido y con buen balance entre comodidad y manejo deportivo, motor moderno de excelente de performance, buena calidad de ensamble y una transmisión eficiente y suave.

Para el púbico del norte, acostumbrado al Ford Escape, es toda una revelación y aporta los niveles de refinamiento y calidad propios de los modelos europeos. Para los que ya conocemos la primera generación del Kuga, no hace otra cosa que reconfirmar las cualidades de la primera generación.

Ford Escape 2013 a prueba

Rubén Hoyo. Fotos: Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinás? Contanos