Test drive

Probamos el Nissan March antes de su lanzamiento en Argentina

El nuevo compacto nipón se presenta esta semana proveniente de México.

Probamos el Nissan March antes de su lanzamiento en Argentina

Antecedentes

En el Salón de Buenos Aires la marca nipona sorprendió con dos anticipos de los productos que sumará a su oferta en 2012, el pequeño March y el sedán Versa. Finalmente, la promesa se concretará el jueves 10 de mayo cuando Nissan haga la presentación a la prensa del nuevo modelito. Teniendo en cuenta que llegará desde México, donde se produce y comercializa desde el año pasado, en Autocosmos.com ya tenemos un prueba realizada por nuestro equipo azteca en su tierra de procedencia.
 

Características Técnicas y Mecánicas

El nuevo March es un producto global, emplea la plataforma V, un desarrollo sumamente ambicioso para vehículos pequeños que destaca por su simplicidad y flexibilidad. La idea, en pocas palabras, era conseguir la menor complejidad de fabricación y menor número de componentes a efecto de mantener bajos los costos. Asimismo la versatilidad de la plataforma V permite a la Alianza Renault – Nissan adecuar los productos a mercados tan diferentes como Europa o Sudamérica en términos de mecánica, materiales del interior y equipamiento de seguridad.

El Nissan March que se comercializará en nuestro país es fabricado en Aguas calientes y utiliza un motor de cuatro cilindros con 1.6 litros, 106 CV y  142 Nm de torque. Se acopla además a dos transmisiones: una manual de cinco relaciones o a una automática de cuatro.

La dirección es de asistencia eléctrica, buscando evitar cargar al motor y las suspensiones son McPherson adelante y de eje semirrígido atrás, mientras que los frenos son de disco adelante y de tambor para el eje posterior. Se destaca (al menos en México) la ausencia de ABS para todas las versiones, mientras que hay airbags frontales para las versiones más equipadas.

 

Confort

El mayor valor de este nuevo Nissan March es sin duda el espacio interior que ofrece a los ocupantes, tanto de las plazas delanteras como para las posteriores. Resulta impresionante lo cómodos que pueden viajar cuatro adultos de talle medio, tanto adelante como atrás (dos y dos), asimismo la buena altura del techo brinda una sensación de espacio muy agradable. Llevar un tercer ocupante en el asiento trasero no es precisamente una gran idea, ya que el ancho del vehículo no permitirá que los tres vayan cómodos.

Aunque no se destaca por ofrecer excentricidades, cubre las necesidades indispensables con aire acondicionado manual, sistema de audio con cuatro parlantes y entrada auxiliar, así como cristales y seguros eléctricos.

La calidad de armado es buena, sin embargo, la textura de los plásticos podría ser mejor. En la simpleza de los paneles de instrumentos y consola es donde se pueden comprobar los atributos ya mencionados de la plataforma V, el conjunto completo está compuesto por muy pocos elementos. Lo anterior no es algo bueno o malo, simplemente pone de manifiesto el interés de Nissan por crear un vehículo poco complejo de fabricar.

 

Manejo

Tras el volante, hay que decir que la respuesta del pequeño cuatro cilindros es bastante decorosa, ayuda por supuesto el hecho de que se trata de un vehículo de apenas 960 kilos. Además de ofrecer consumos de hasta 17 Km/l en ciudad, el March es un vehículo que se siente ágil y rápido, incluso permite ritmos bastante alegres mayores a 160 km/h. Este es sin duda un punto a favor del pequeño Nissan que, si se lo compara -por ejemplo- con el Chevrolet Spark que sí se siente menos ágil.

El radio de giro es sobresaliente, lo cual facilita las maniobras de estacionamiento y retomes en U que se pueden dar en espacios verdaderamente reducidos, haciendo del Nissan March un auto idóneo para la ciudad.

Por último hay que decir que, aunque en la ficha técnica se puedan leer para el eje posterior suspensión de eje rígido y frenos de tambor, la realidad es que el March presume de una calidad de marcha bastante buena.


Conclusión

El Nissan March 2011 es un producto que le brinda mucha frescura a la gama de vehículos de la firma japonesa. Sus mejores cartas son la habitabilidad, la opción de una transmisión automática (al menos en México) y el buen desempeño del motor de 1.6 L tanto por respuesta como por rendimiento. Sin embargo, el diseño no es precisamente el más innovador, sobre todo si se le compara con productos como el Chevrolet Spark, que ofrece una estética más interesante, tanto al exterior como en el interior.

Rubén Hoyo Fotos: Héctor Mañón recomienda

¿Qué opinás? Contanos