logo autocosmos Vendé tu auto
Test drive

Ford Mondeo III 2.0T Ecoboost: contacto

Estamos en Tandil, invitados por Ford, manejando el renovado modelo del óvalo.

Ford Mondeo III 2.0T Ecoboost: contacto

El Ford Mondeo III recibió una renovación recientemente que involucra distintos aspectos, desde sutiles cambios estéticos y del interior, hasta un nuevo grupo motor-transmisión: el cuatro cilindros, 2.0L, turbo asociado a una caja de 6 cambios y doble embrague. Aquí te contamos las primeras impresiones que dejó luego de conducirlo hasta Tandíl, en la provincia de Buenos Aires.

La tecnología aplicada en el nuevo impulsor no es radicalmente innovadora, pero es muy eficaz, parte de esto lo demuestran los 240 CV obtenidos de un 2.0L y su consumo promedio de 7.7 L/100 km, calculado en u 20% menos que impulsores similares. Para hacerse una idea reemplaza un motor también turbo (2.5L), pero que necesitaba un cilindro y 500 cc más para generar menos potencia; no en vano se denomina a esta tecnología como EcoBoos (algo así como empuje ecológico). 

Puntualmente la tecnología aplicada conjuga inyección directa de nafta, turbo, doble variación de árbol de levas (admisión y escape), tratamiento para reducir las fricciones internas, y la parrilla que se cierra automáticamente cuando no necesita tanta refrigeración. Utilizado en la versión Top del Mondeo y de sutil perfil deportivo, Titanium, el 2.0T EcoBoost viene acoplado a una caja de doble embrague, popularmente conocida como DSG, que en la práctica efectúa un paso de cambios casi imperceptible.

 

En la ruta

Ford fue taxativo con el respeto de las normas de tránsito, así que rara vez sobrepasamos el límite de velocidad permitido de 120 km/h. Se puede decir que: 

a) A esa velocidad viaja relajado a menos de 2.500 rpm, con cero ruido mecánico en la cabina.

b) Si se rebaja un par de cambios con el comando secuencial pero manteniendo esa velocidad, el motor puede escalar hasta los 5.500 giros, pero solo se sentirá un lejano rumor y pocas vibraciones

c) En un único tramo libre se aprovecho para hundir el acelerador a fondo y la respuesta fue contundente, escalando unos 60 km/h extra en cuestión de segundos.

Este Mondeo es un perfecto compañero de viajes, hay mucho espacio en las plazas traseras para que dos adultos viajen con las piernas estiradas y sin golpear sus cabezas con el techo. El ambiente es poco ostentoso, quizá despojado, algunos encastres no son tan buenos como los materiales y faltaría algún gadget de moda como un GPS integrado. Por el otro tiene la práctica interface hombre máquina y el control por voz (V2C) funcionó perfectamente en el primer intento, luego de decir la palabra ayuda para que nos cuente las palabras precisas con las que hay que impartirle órdenes.

Conocé la tecnología Econetic detrás del nuevo Mondeo Ecoboost.

Contanos que opinas