Lanzamientos

Ford iosis MAX: el monovolumen del futuro

Cuenta con un diseño exterior espectacular y una motorización de avanzada.

Ford iosis MAX: el monovolumen del futuro

 

Ford Motor Company presentó, en el Salón del Automóvil de Ginebra 2009, el iosis MAX, tercero en la serie de concept cars iosis Kinetic Design. Este modelo es un nuevo paso de la compañía en su desarrollo de vehículos conceptuales como parte de un proceso de estudio para la nueva generación de monovolúmenes compactos (MAV) de Ford.

El iosis MAX presenta espectaculares diseños exteriores e interiores basados en las formas kinetic design de Ford, siendo un vehículo compacto y dinámico que entrega nuevos niveles de eficiencia y flexibilidad.

El llamativo aspecto del vehículo viene complementado con innovadoras soluciones que refuerzan su funcionalidad y sus prestaciones medioambientales, incluyendo nuevos conceptos en apertura de puertas, el uso de materiales ligeros, una avanzada aerodinámica, y un preestreno del desarrollo para Europa de la tecnología de motores nafteros global EcoBoost de Ford.

Apasionante y dinámico diseño

Como todos los vehículos kinetic design, el aspecto del iosis MAX transmite "energía en movimiento" a través de su estilizada presencia y fuerte superficie.

El equipo de diseño buscó crear una impresión de ligereza y eficiencia, lo cual se consiguió a través del perfil esbelto, deportivo y aerodinámico del concept, que ofrece un claro contraste con el enfoque tipo "caja" adoptado por muchos vehículos en el segmento de los MAV compactos.

 

"El iosis MAX lleva los elementos centrales del kinetic design y los extiende a un nuevo nivel, con una ejecución totalmente fresca que no solamente es elegante e innovadora, sino que también es funcional", explica Stefan Lamm, diseñador jefe de exteriores de Ford Europa.

Agil, de bajo consumo y bajas emisiones

Entre las innovaciones presentadas en este concepto se encuentran sus motorizaciones, que incorpora eficientes tecnologías que se pretenden introducir en el futuro a los vehículos Ford, para demostrar cómo se pueden conseguir bajos consumos y bajas emisiones de CO2 sin comprometer las demás prestaciones del vehículo.

Este concept car cuenta con un motor naftero 1.6 litros de cuatro cilindros y 180 CV de la nueva familia EcoBoost de Ford. Los motores EcoBoost tienen turbocompresor y tecnología de inyección directa para ofrecer unos consumos hasta un 20 por ciento mejores que los motores nafteros convencionales con potencia similar.

El motor EcoBoost de 1.6 litros del iosis MAX está todavía más optimizada por el uso de un nuevo sistema Auto-Start-Stop de Ford, un alternador inteligente y una caja manual automatizada Ford PowerShift de doble embrague y seis velocidades con relaciones a medida para ofrecer una eficacia de consumo máxima.

 

"El iosis MAX marca el nuevo paso en la evolución del kinetic design y presenta una serie de tecnologías de motores nafteros accesibles que marcarán la diferencia para el medio ambiente y para los bolsillos de nuestros clientes", dice Martin Smith, director ejecutivo de Diseño de Ford Europa.

La sustentabilidad medioambiental del concept la aporta el uso de materiales ligeros y gracias a la cuidadosa atención de su diseño aerodinámico; la forma optimizada de la carrocería y los detalles incluyendo los pilares de las puertas traseras, el avanzado diseño del alerón posterior, el difusor trasero, los neumáticos estrechos y las tomas de aire de refrigeración activas delanteras que se cierran cuando no son necesarias.

Dato

El primer concept car iosis se presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt en septiembre de 2005, y su nombre apuntaba a como una nueva y dinámica forma de lenguaje, llamada "kinetic design".